Práctica clínica & Ciclo menstrual

17 mayo 2020 Salud de la mujer  

Práctica clínica & Ciclo menstrual

Respecto al ciclo menstrual, la ciencia ha focalizado su práctica en controlarlo o suprimirlo antes de intentar entenderlo en detalle, para tratarlo en profundidad. Aún a día de hoy se conoce poco acerca de qué efectos producen las variaciones hormonales en el cuerpo de la mujer.

Y no solo aquello relativo al útero y a la menstruación, sino todos los efectos que puedan repercutir al organismo en general.
Las variaciones hormonales tienen un sentido biológico; existen por razones más allá de la menstruación y el embarazo. Tienen mucha más relevancia como para simplificarlas únicamente a su función reproductiva:

Sobre todo, son indicadoras de un posible desequilibrio en el organismo.

El ciclo menstrual, la menstruación y sus características, la fisiología cíclica de la mujer y, en general, la sexualidad de la mujer, han sido a lo largo de la historia temáticas tabú. Eso también se ve reflejado en la ciencia.

Durante el proceso académico nos enseñan a realizar anamnesis (formulario exhaustivo que se le hace al paciente para entender qué le sucede) completísima, de la cabeza a los pies.

Incluye cuestiones de todo tipo, a excepción de, ¿adivinen qué?: su ciclo menstrual.
Eso se pregunta poquísimo y queda más bien reservado a la ginecología.

La sexualidad de la mujer ha sido a lo largo de la historia una temática tabú. Eso también se ve reflejado en la ciencia.

Para ejemplificarlo, recuerdo a una paciente de 25 años, originaria de la India, que consultaba por un dolor abdominal que sentía desde la semana anterior, con vómitos y reflujo gastroesofágico. Desde urgencias se orientó como epigastralgia (dolor de estómago), se hospitalizó y se organizó una gastroscopia urgente.

Cuando yo la vi en planta la interrogué de nuevo y le pregunté por la fecha de la última regla. Ella respondió que hacía un mes y medio que no menstruaba. Seguí tirando del hilo y confirmó que no utilizaba métodos anticonceptivos y que mantenía una vida sexual activa, con lo cual se realizó una simple tira reactiva en orina que confirmó… ¡el embarazo!

La derivé a ginecología para confirmar que el embrión estaba bien implantado y que los dolores no estaban causados por un embarazo ectópico. Afortunadamente para la paciente y su bebé, todo estaba bien y experimentaba los síntomas habituales del primer trimestre de embarazo.

 

 

Si se hubiese realizado la pregunta desde el principio esta paciente se hubiese ahorrado una gastroscopia, sin ánimo de ejercer ningún tipo de juicio hacia mis compañeros de urgencias.
Simplemente es la evidencia de que no nos han formado para cuestiones como estas.

Cabe destacar que en uno de los pocos casos donde sí se suele preguntar por el momento del ciclo menstrual de la paciente, de manera más sistemática, es en los casos con presencia de dolor abdominal.
Básicamente, una alteración en los ovarios, en las trompas, en el útero, en el aparato genital femenino en general, puede cursar con dolor abdominal y ser potencialmente graves.

Para el resto de síntomas y enfermedades no se pregunta casi nunca cómo es su ciclo menstrual, cuando en realidad ¡puede darnos muchísimos datos!

 

¡Démosle al ciclo menstrual la relevancia que tiene realmente en nuestro organismo!

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar la navegación entendemos que acepta nuestra  política de cookies.

Accepto